ANAV impulsa un seminario para jefes de sala de control organizado por INPO y Tecnatom

L’Hospitalet de l’Infant, 2 de julio de 2012. Las instalaciones de Tecnatom en l’Hospitalet de l’Infant acogieron durante cinco semanas, des del 21 de mayo hasta el 22 de junio, un seminario para jefes de sala de control organizado por INPO (Institute of Nuclear Power Operations) y Tecnatom que se ha desarrollado por primera vez en Europa gracias a la solicitud de ANAV. El año pasado ya se realizó un seminario similar pero dirigido a los jefes de turno que logró excelentes resultados por lo que ANAV decidió extenderlo a los jefes de sala de control.

Este seminario está diseñado para mejorar los conocimientos y habilidades de liderazgo y gestión de los jefes de sala de control. A cada curso asisten unos 10-12 participantes y se forman cinco grupos distintos, uno por semana. Dicho seminario se desarrolla a nivel internacional, de manera que han participado en él jefes de sala y supervisores procedentes de Ascó, Vandellós II, Cofrentes, Garoña, Laguna Verde (México) y Angra (Brasil).

El programa formativo cuenta con dos facilitadores de INPO (Dave Adams y Robert Rodríguez) y tres de Tecnatom (Javier Hidalgo, Sergio Taules y Raul Albir). Además, cada semana participa un mentor procedente de una central nuclear extranjera. “El mentor tiene el papel de fortalecer el grupo gracias a su experiencia, convirtiéndose en una especie de autoridad moral que aporta una perspectiva de visión distinta a los participantes”, apunta Javier Hidalgo. Por este orden Mike Kaufman (CN Quad Cities, USA); Chris Quirt (CN Darlington, Canadá); Peter Lock (CN Sizewell B, Reino Unido); Alexandre Ogando (CN Angra I, Brasil) y Pablo Chama (CN Laguna Verde, México) son los mentores que han intervenido en el mismo.

Dave Adams lleva 22 años vinculado a INPO, organización en la que ha sido el impulsor de este tipo de seminarios, y tiene más de 30 años de experiencia en el sector nuclear. Comenzó su carrera en la marina nuclear estadounidense y posteriormente se incorporó al sector nuclear civil, donde obtuvo la licencia de operador para las centrales de River Bend y Davis Besse. Por su parte, Robert Rodríguez ha trabajado 37 años en el sector, 30 de ellos vinculado a INPO y a WANO. Obtuvo la certificación de Senior Reactor Operator en la CN de V.C. Summer en Estados Unidos y ha desempeñado diversos cargos en centrales de México (Laguna Verde) y en Quebec, Canadá (CN Gentilly-2), así como en Almaraz y en Tecnatom, donde estuvo trabajando con los programas de formación de los operadores durante dos años. También ha participado en infinidad de Peer Reviews de INPO Evaluations y visitas de asistencia.

Adams y Rodríguez coinciden en describir el seminario como “eminentemente práctico” y enfocado a fortalecer el liderazgo de los supervisores, sus capacidades para conocer a su equipo, su capacidad de observación, la gestión del riesgo y la reactividad, entre otros objetivos. Su papel de “facilitadores” consiste no solo en presentar la información sino en hacer preguntas, compartir ideas y experiencias y sobre todo, en dejar que los participantes aprendan por ellos mismos aquello que deben hacer.

Para ellos, los ingredientes básicos de un buen jefe de sala de control son un buen conocimiento técnico, trabajo en equipo, toma de decisiones conservadoras para la seguridad del reactor, vigilar los parámetros de la central y controlar bien la operación de la planta. Sergio Taules, instructor de Tecnatom, se dedica a reforzar estos fundamentos esenciales en aula y en el simulador de alcance total incluyendo como realizar una crítica post-escenario eficaz.

Ambos valoran la participación y compromiso de los integrantes de los grupos y consideran que esta experiencia está siendo altamente positiva y exportable a otras centrales europeas. Por su parte, Javier Hidalgo, de Tecnatom, también ha destacado la buena sintonía entre todos los participantes que en general consideran que el seminario “es percibido de forma muy positiva y que podría extenderse también a los operadores de reactor y turbina y a los operadores auxiliares”.

Uno de los aspectos destacados de esta acción formativa es que al final del seminario, los participantes se comprometen de forma individual ante los Directores de Central a mejorar en cuatro aspectos concretos, que es lo que han bautizado como “cuatro metas u objetivos principales de cada participante”.

85ca514f9886a96d3c067f991afcb736_L