Ascó I inicia la 25ª Recarga de Combustible

Ascó, 15 de mayo de 2017. La unidad I de la central nuclear Ascó se desconectó de la red eléctrica durante la madrugada del pasado sábado para iniciar los trabajos correspondientes a la 25ª Recarga de Combustible de la central. Para llevar a cabo estas actividades, las empresas de servicios que trabajan en la parada aportan un millar de profesionales de diferentes perfiles y especialidades, gran parte de ellos procedentes de la misma provincia de Tarragona. Una vez finalizados los trabajos previstos, la planta iniciará un nuevo ciclo de operación de 18 meses.

En esta parada, se han programado cerca de 11.800 órdenes de trabajos, gran parte de ellas orientadas a garantizar la operación segura y a largo plazo de la central. La realización de una cantidad tan considerable de actividades en un periodo de tiempo determinado requiere una planificación previa detallada y con una elevada coordinación de todas las áreas. Éstas trabajan de forma conjunta y orientada a la consecución de un objetivo común: llevar a cabo las tareas planificadas de manera segura, eficiente y ajustada al programa.

Entre los trabajos más significativos de la recarga destacan, además de la sustitución de 64 de los 157 elementos combustibles que conforman el núcleo del reactor, la sustitución de motores en diversos equipos de seguridad, la modernización del sistema de control electrohidráulico de la turbina principal, la extracción del interno inferior de la vasija y las inspecciones completas del alternador principal, de los tubos de los tres generadores de vapor y del recubrimiento metálico de la contención. En esta recarga se procederá también a finalizar la implantación de la última modificación de diseño relacionada con el proyecto Refuerzo de la Seguridad: la sustitución de los sellos de las bombas de refrigerante del reactor. Con esta intervención concluirá un proyecto de cinco años de duración y 100 millones de euros de inversión en las tres centrales de ANAV, cuyo objetivo ha sido aumentar la robustez de las plantas para hacer frente a eventualidades extremas, que pudiesen ir más allá de sus bases de diseño.

 

La central trabaja en la mejora continua de la prevención y la formación

Además de una exhaustiva planificación, la prevención y la formación son dos pilares clave para que la recarga de combustible se lleve a cabo con las máximas garantías en materia de seguridad. En este sentido, el área de Prevención y Salud Laboral de ANAV, en coordinación con los responsables de los servicios de prevención de las diversas empresas colaboradoras, así como con todos los trabajadores, realiza un importante esfuerzo en la consecución del objetivo común de llevar a cabo todas las actividades asociadas a la recarga con los más altos estándares de seguridad.

El personal de las empresas de servicios que se suma a los trabajadores de la instalación recibe una formación ajustada a las actividades que después desarrollará en la planta. En el caso de CN Ascó, ésta se imparte en la Oficina de Recarga que la central, en virtud de un acuerdo con el Consistorio Municipal, abre en el Centro de Formación Josep Mur, situado en el polígono industrial del municipio.

En estas mismas instalaciones, el personal recibe una formación específica que reproduce fielmente diferentes escenarios reales para preparar las tareas a realizar, incrementando así el conocimiento de la planta, favoreciendo la prevención de riesgos laborales y contribuyendo a evitar el error humano en la ejecución de los trabajos.

DSC_0115