Ascó II inicia la 21ª recarga de combustible

Ascó, 6 de abril de 2013. La unidad II de CN Ascó se desconectó de la red eléctrica durante la madrugada del 6 de abril para iniciar los trabajos de la 21ª recarga de combustible, que dará paso a un nuevo ciclo de operación de 18 meses. Entre las actuaciones más relevantes que se llevarán a cabo en esta parada, además de la sustitución de 64 de los 157 elementos combustibles, destacan trabajos para mejorar la seguridad y la eficiencia de la central, como la instalación del control digital de calentadores y la substitución de los recalentadores separadores de humedad (MSRs).

A lo largo de esta parada está previsto ejecutar más de 10.400 órdenes de trabajo, de las cuales un 76% corresponden a tareas de mantenimiento preventivo e inspecciones, un 4% a trabajos correctivos, un 5% a trabajos auxiliares y el 15% restante a modificaciones de diseño de la central. Para llevar a cabo estos trabajos, la planta incorpora aproximadamente a 1.000 profesionales adicionales, con lo que duplica la plantilla que habitualmente opera la central para poder hacer frente a este incremento del volumen de trabajo en el tiempo planificado.

Uno de los trabajos de gran envergadura que se completará durante esta recarga es la instalación del control digital de los calentadores, que supone la digitalización de todos los niveles de agua de los tanques y calentadores del sistema secundario de la central. Esto implica mejoras relevantes para la planta, ya que el nuevo sistema ofrece mayores prestaciones, eficiencia y fiabilidad de los elementos conectados.

Otro trabajo relevante es la sustitución de los MSR’s, o recalentadores separadores de humedad, que tienen la función de adecuar las características del vapor de salida de la turbina de alta presión para evitar la humedad en el vapor que pasa a la turbina de baja presión y así protegerla y mejorar su eficiencia. Este trabajo ya se llevó a cabo en la unidad I de CN Ascó en 2011, en la 21ª recarga.

También destaca el cambio del actual sistema informático que gestiona la operación de la central SAMO (Sistema de Apoyo Mecanizado a la Operación), por su nueva versión OVATION, que proporcionará mejoras en el proceso de gestión de la información que genera la operación de la planta. Este cambio ya fue efectuado en el grupo I de Ascó durante la última recarga, a finales de 2012.

Igualmente relevantes son diversas modificaciones de diseño y trabajos que se llevarán a cabo para dar cumplimiento a las instrucciones técnicas complementarias emitidas por el Consejo de Seguridad Nuclear como resultado de las pruebas de resistencia llevadas a cabo en la central de Ascó y que permitirán incrementar los márgenes de seguridad de la planta frente a sucesos del tipo que originó el accidente de la central japonesa de Fukushima.

Todas estas actividades se inscriben en el programa de importantes inversiones sostenidas durante los últimos años en las tres unidades de ANAV con objeto de mejorar la fiabilidad de sus componentes y garantizar su operación segura y a largo plazo.

ac4dbc5bf3793d268025746e30ceec34_XL