Entran en servicio los CAGEs de Ascó y Vandellós II

Los Centros Alternativos de Gestión de Emergencias (CAGE) de Ascó y Vandellós II son ya plenamente funcionales después de que ambas centrales realizasen recientemente un ejercicio de validación y puesta en marcha de estas instalaciones.

 

La puesta en servicio de los CAGEs de Ascó y Vandellós II es una de las últimas actividades de envergadura correspondientes al Proyecto de Refuerzo de la Seguridad, establecido a raíz del accidente de Fukushima del año 2011. Las plantas se han dotado de una instalación alternativa a las ya existentes desde la que gestionar las emergencias. Los nuevos edificios se han construido cumpliendo una serie de requisitos desde el punto de vista sísmico, radiológico, de disponibilidad de suministro eléctrico y de comunicaciones que hacen de ellos unos centros robustos y fiables desde los que la organización de emergencias puede desarrollar todas sus funciones. Disponen de áreas de descontaminación, servicios médicos, laboratorio químico, control radiológico, estación de llenado de botellas de aire respirable y zonas de descanso para el personal. Los CAGEs de Ascó y Vandellós II cuentan con los sistemas necesarios para garantizar la habitabilidad de la instalación en emergencias con daño extenso.

 

Como último hito para garantizar la disponibilidad de los CAGEs, el día 30 de noviembre en CN Vandellós II y el 28 de diciembre en CN Ascó, tuvieron lugar sendos ejercicios cuyo objetivo era validar que los edificios se encontraban funcionales y eran capaces de garantizar la gestión de una emergencia desde este centro. Los ejercicios, que incluían un escenario de puesta en marcha de los CAGEs, se desarrollaron de forma satisfactoria, lo que permitió declarar la funcionalidad de estas instalaciones, que aportan nuevos mecanismos de respuesta ante posibles emergencias causadas por sucesos que puedan ir más allá de las bases de diseño de las centrales nucleares Ascó y Vandellós II.

 

P1050358