La central nuclear Ascó I inicia su 26º ciclo de operación

La unidad I de la central nuclear Ascó se conectó a la red eléctrica a las 18:31 horas de ayer 25 de junio, una vez finalizados los trabajos correspondientes a la 25º Recarga de Combustible, dando paso a un nuevo ciclo de operación de la planta. Para poder llevar a cabo todos los trabajos previstos en el tiempo establecido, las empresas proveedoras de servicios en la parada han aportado más de un millar de trabajadores de diferentes perfiles y especialidades profesionales, aproximadamente la mitad de los cuales son residentes en la misma provincia de Tarragona. La recarga se ha llevado a cabo sin que se haya registrado ningún accidente laboral con baja. ANAV y sus empresas colaboradoras han dedicado, en este sentido, importantes esfuerzos a la seguridad industrial y a la formación de los trabajadores incorporados a prestar servicios en la planta.

En la 25ª Recarga de Ascó I se han ejecutado unas 11.800 órdenes de trabajo, la mayoría de las cuales orientadas a garantizar la operación segura y a largo plazo de la central. Entre los trabajos realizados, cabe destacar la sustitución de motores en diversos equipos de seguridad, la modernización del sistema de control electrohidráulico de la turbina principal y las inspecciones completas de los tubos de los tres generadores de vapor y del recubrimiento metálico de la contención.

Otro trabajo singular ha consistido en la extracción del interno inferior de la vasija del reactor, actividad que ha permitido realizar una inspección de los soportes y guías de esta estructura, verificando su correcto estado de conservación y la ausencia de daños. Se trata de una actividad compleja, realizada por personal altamente especializado, entre el que se encuentran operadores de cámara, gruistas, operarios de cordajes, operarios eléctricos, bomberos y monitores de Protección Radiológica, además del jefe de maniobras y los supervisores de ANAV.

 

Sustitución del rotor

También se ha llevado a cabo la inspección completa del alternador principal, incluyendo la extracción del rotor. Al llevar a cabo esta actividad, se constató que este equipo requería ser reparado, lo que llevó a determinar su sustitución, pese a no estar inicialmente contemplado en el programa de recarga. Para ello, ANAV decidió desplazar el rotor disponible en CN Vandellós II, que fue trasladado a Ascó, mediante un transporte especial.

Esta 25ª Recarga de Combustible de CN Ascó I marca, asimismo, la finalización del proyecto Refuerzo de la Seguridad, ya que en ella se ha procedido a completar la implantación de la última modificación de diseño relacionada con el mismo: la sustitución de los sellos principales de las bombas de refrigerante del reactor. Con esta intervención concluye, por tanto, un proyecto de cinco años de duración y de unos 100 millones de euros de inversión en las tres centrales de ANAV, cuyo objetivo ha sido aumentar la robustez de las plantas para hacer frente a eventualidades extremas, que pudiesen ir más allá de sus bases de diseño.

20170603_102657