La unidad I de CN Ascó inicia su 21ª recarga de combustible

Ascó, 19 de marzo de 2011.– La unidad I de la central nuclear Ascó se desconectó este sábado, a las 00.00 horas, para iniciar la 21ª parada por recarga de combustible y llevar a cabo los trabajos de mantenimiento que darán paso a un nuevo ciclo de operación de 18 meses. En esta parada se han programado 10.800 órdenes de trabajo que incluyen, además de la renovación de una parte de los elementos combustibles, trabajos como la modificación de los recalentadores separadores de humedad (MSR’s) y la inspección por corrientes inducidas de los generadores de vapor.

Para ejecutar estos trabajos, a los más de 1.200 profesionales que habitualmente trabajan en CN Ascó, se sumarán alrededor de 1.100 personas de 46 empresas auxiliares, la mayoría de ellas ubicadas en el área de influencia de la central, que participaran en las diferentes tareas programadas durante esta parada. El gasto asociado a la parada por recarga de CN Ascó I se estima en unos 21 millones de euros.

Entre las actividades programadas, la modificación de los MSR’s es uno de los trabajos más relevantes previstos para la 21ª recarga. Los MSR, o recalentadores separadores de humedad, tienen la función de adecuar las características del vapor de salida de la turbina de alta presión para evitar la humedad en el vapor que pasa a la turbina de baja presión y así protegerla y mejorar el rendimiento. Los nuevo MSR’s, que llegaron al emplazamiento entre los meses de octubre y noviembre de 2010, sustituirán los actuales para mejorar su eficiencia.

Para el diseño de estos equipos se han utilizado materiales de alta resistencia al desgaste. Además, se ha procedido a un rediseño térmico, adecuando las características de los nuevos equipos a las condiciones del vapor tras el aumento de potencia de la planta.

Este trabajo se llevará a cabo en las dos unidades de CN Ascó. En esta parada se sustituirán los cuatro MSR’s necesarios para el funcionamiento del grupo I. Las cuatro unidades de CN Ascó II se sustituirán en la 20ª recarga, que está programada para el mes de noviembre de este mismo año.

Otros trabajos relevantes

Uno de los objetivos principales de la parada por recarga es renovar parte de los elementos combustibles alojados en el reactor. En esta parada por recarga se substituirán 64 de los 157 elementos combustibles que forman el núcleo.

Además, están programadas otras tareas relevantes, como la inspección por corrientes inducidas de los generadores de vapor A (100%) y B y C (33%); la limpieza e inspección de la placa tubular de los mismos; la revisión quinquenal de uno de los motores del diésel B y la sustitución del alternador del mismo; la inspección visual de las ramas frías y calientes de la vasija (TENIS); la inspección visual remota de la vasija y la sustitución de los detectores del rango fuente y del rango intermedio.

De las más de 10.800 órdenes de trabajo previstas, un 77% son de mantenimiento preventivo e inspecciones, un 6% se corresponde a mantenimiento correctivo, un 7% hace referencia a trabajos auxiliares y el 10% restante corresponde a modificaciones de diseño para la mejora de la instalación.

La planificación, la prevención y la formación son claves para que la recarga de combustible se desarrolle con las máximas garantías de seguridad, objetivo estratégico de la parada.

El volumen de órdenes de trabajo y el incremento de profesionales en la central requiere una importante tarea previa de planificación desarrollada con mucha antelación que, sumada a los esfuerzos en el área de prevención de riesgos laborales, contribuye a alcanzar los objetivos de seguridad y calidad de los trabajos.

Todos los profesionales que se suman al personal habitual de la instalación reciben una formación preliminar que se determina de acuerdo a las labores que van a desarrollar en la planta. Los trabajadores de las empresas colaboradoras que participan en la parada deben certificar que han realizado formación en Prevención y Riesgos Laborales, así como formación específica relacionada con los trabajos a desarrollar. Una vez constatada la realización de ambos cursos, la unidad de Formación de CN Ascó imparte cursos generales directamente relacionados con las características del emplazamiento, entre los que se encuentran el Plan de Emergencia Interior, la Cultura de Seguridad, la Prevención de Riesgos Laborales, etc. Los profesionales que van a realizar trabajos en zona controlada se forman también en Protección Radiológica, mientras que las especialidades de Mantenimiento Mecánico, Eléctrico e Instrumentación realizan un curso específico sobre los procedimientos propios del emplazamiento relacionados con las tareas de su puesto de trabajo.

f2db05517411d6eb0e1fc32654b32d49_L