Vandellós II inicia el 20º ciclo de operación tras finalizar la recarga de combustible

L’Hospitalet de l’Infant, 15 de diciembre de 2013. La central nuclear Vandellós II se conectó a la red eléctrica a las 01.40 h. de hoy, una vez finalizada la 19ª recarga de combustible, dando paso a un nuevo ciclo de operación, el 20. Más de 1.000 profesionales de unas 40 empresas colaboradoras, la mayoría de ellos residentes en la provincia de Tarragona, han trabajado durante este período en la planta para poder realizar todas las tareas planificadas.

En la 19ª recarga de Vandellós II se han acometido las más de 8.000 órdenes de trabajo previstas, la mayoría de las cuales corresponden a inspecciones y trabajos de mantenimiento preventivo de la instalación. Destacar, además de la renovación de 64 de los 157 elementos combustibles, que en esta parada se han llevado a cabo trabajos como la sustitución de los monitores del Sistema de Vigilancia de la Radiación (SVR) por unos de última generación. Así, de los más de 100 monitores de vigilancia de la radiación con los que cuenta Vandellós II, en esta recarga se han cambiado 23 y se han añadido 4 aparatos de toma de muestras nuevos.

Otro trabajo de gran envergadura que se ha completado en esta parada es la sustitución del sistema de protecciones eléctricas del generador principal, del transformador principal, del transformador auxiliar de unidad, del transformador auxiliar exterior y del transformador auxiliar de reserva.

Durante esta recarga también se ha realizado la inspección de los tubos guía de las barras de control y la sustitución de 18 de sus placas intermedias. Para llevar a cabo estos trabajos, Vandellós II ha utilizado por primera vez una tapa temporal que se coloca encima la vasija y permite realizar, de forma más efectiva, diversas actividades en la cavidad del reactor.

Otras actuaciones acometidas en esta recarga son la implantación de varias modificaciones de diseño relacionadas con el proyecto de Refuerzo de la Seguridad derivado de las pruebas de resistencia que realizaron todas las centrales nucleares españolas después del accidente de la planta de Fukushima en Japón y que están contempladas en las Instrucciones Técnicas Complementarias emitidas por el Consejo de Seguridad Nuclear. Se trata de cambios en la instalación que permitirán facilitar el uso de los nuevos equipos portátiles adquiridos y supondrán un incremento en las medidas de seguridad de las que ya dispone la planta para hacer frente a sucesos de mayor alcance que los que se contemplaron en su diseño original. Algunos de estos trabajos consisten en la instalación de sistemas que permitan la inyección alternativa de agua a los tres generadores de vapor, al sistema primario y al sistema de rociado de la contención con una bomba portátil.

Por otro lado, también se han ejecutado en esta recarga otros trabajos, como las modificaciones para mejorar la grúa polar y la grúa de movimiento de combustible; la inspección de las barras de control y las inspecciones periódicas de los generadores de vapor, entre otros.

43cb3b26768b82a0e3ec1fb837718565_L