Vandellós II se conecta de nuevo a la red eléctrica tras finalizar la 18ª recarga de combustible

Vandellós i l’Hospitalet de l’Infant, 14 de julio de 2012 – La central nuclear Vandellós II vuelve a estar conectada a la red eléctrica desde las 20.25 horas de ayer viernes, 13 de julio, tras finalizar la 18ª parada por recarga de combustible de la central, dando paso al 19º ciclo de operación. De esta manera, finalizan con resultados satisfactorios los trabajos de renovación de 56 de los 157 elementos combustibles que se alojan en el reactor y las tareas de mantenimiento preventivo, correctivo y modificaciones de diseño previstas en las más de 7.000 órdenes de trabajo incluidas en el programa de recarga y que permitirán afrontar este nuevo ciclo en las mejores condiciones de seguridad y fiabilidad

De los trabajos ejecutados en esta parada, destaca especialmente la sustitución del interruptor de generación de la central. El interruptor de generación es el encargado de sincronizar el generador principal con la red exterior de 400 kV. Tras la evaluación de las distintas tecnologías existentes en el mercado, se optó por la instalación de un modelo de ABB con tecnología de hexafloruro. Una de las principales ventajas de dicho equipo frente al anteriormente instalado es que no necesita sistemas auxiliares para su funcionamiento.

Otro trabajo relevante ejecutado en esta parada ha sido la modificación de diseño relativa a las tuberías del sistema de protección contra incendios situadas dentro del edificio de control. Este edificio acoge, como elementos más significativos, la sala de control y las barras de salvaguardias. Con esta modificación, que aísla los sistemas de protección contra incendios, se reduce el posible riesgo de una inundación interna, más allá de las bases de diseño de la planta. Las bases de diseño son el conjunto de información que identifica las funciones específicas a realizar por cada estructura, sistema o componente de la central nuclear y sus valores límite de referencia.

Para ello, entre otras actuaciones, se han eliminado las tuberías de la planta baja y se han instalado barreras de protección en las puertas de acceso a recintos con equipos eléctricos.

Además, se han ejecutado otros trabajos relevantes como modificaciones para la mejora de la grúa polar del edificio de contención; la sustitución del rotor del generador principal y limpieza del circuito de aceite del turbogrupo; la inspección por corrientes inducidas y trabajos de limpieza en los tubos del generador de vapor y la sustitución de una de las fases del transformador principal por la fase de reserva, para verificar su funcionamiento en condiciones nominales.

Para llevar a cabo estos trabajos, a los profesionales que habitualmente trabajan en CN Vandellós II, se han sumado más de 1.000 personas procedentes de 65 empresas auxiliares. Más del 50% de estas contrataciones adicionales corresponden a residentes en la provincia de Tarragona, destacando especialmente los municipios más cercanos a la central.

Mejoras en la planificación

Dado el gran volumen de trabajos que se programan en un tiempo muy concreto, las paradas por recarga requieren una exhaustiva tarea previa de planificación y coordinación. Para avanzar en la mejora continua, en esta parada se han constituido diversos equipos multidisciplinares, cuyo objetivo es coordinar los trabajos a realizar, desde su fase de planificación hasta la ejecución, y también equipos cuya función es preparar y supervisar aquellas tareas más complejas o que pueden tener un mayor impacto en la parada. También se ha implantado con éxito la denominada matriz de hitos, una herramienta diseñada para optimizar la preparación de la recarga.

Durante la recarga se ha reforzado el servicio de Prevención y Salud Laboral con cinco técnicos de Prevención de Riesgos Laborales que se han situado en zonas estratégicas del emplazamiento para supervisar in-situ los trabajos en ejecución.

Otra novedad importante de esta parada ha sido la ubicación de la Oficina de Recarga fuera de las instalaciones de la central para agilizar las gestiones y descongestionar su acceso. En la Oficina de Recarga se cursan todos los trámites administrativos de incorporación del personal de recarga y, gracias al acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, ésta se ha ubicado en el Vivero de Empresas de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, en el polígono Les Tàpies. Dicha colaboración ha permitido también la puesta en marcha del “aula ANAV”, un aula de formación dedicada específicamente a la impartición de la formación básica y específica exigida por ANAV al personal adicional que durante este periodo trabaja en el emplazamiento. Esta formación tiene un papel fundamental y se determina de acuerdo a las labores que estos profesionales van a desarrollar en la planta.

Durante esta parada también se ha realizado la inspección de los tubos guía de las barras de control. Los tubos guía de las barras de control se inspeccionan periódicamente durante las paradas por recarga y en esta última supervisión, todos los tubos analizados superaron los criterios de aceptación de las bases de licencia de la central. Las barras de control son unas piezas que, a modo de araña, disponen de un cabezal y diversas varillas cilíndricas situadas en la parte superior de la vasija del reactor y funcionan como sistema de seguridad, ya que permiten efectuar cambios rápidos de potencia o parar el reactor en caso de emergencia mediante su inserción en el núcleo. Los tubos guía son unos tubos verticales dispuestos simétricamente por el interior de los cuales se introducen o extraen del núcleo las barras de control.

6577c6b0fbc4ba9ae61ff6583dc67c84_L