Un poco de historia

La central nuclear Vandellós II es una de las más jóvenes de España. El permiso de construcción de la planta se otorgó en 1980 pero no fue hasta 1987 que la central estuvo construida. En el mes de diciembre de ese mismo año se produjo el primer acoplamiento a la red eléctrica y el 8 de marzo de 1988, CN Vandellós II inició la operación comercial.

El período de construcción de Vandellós II fue uno de los momentos de máxima actividad de la industria nuclear española. En los años 80 trabajaban directamente en la industria nuclear más de 20.000 personas, entre ellas más de 5.000 técnicos de alta cualificación. unas 100.000 personas colaboraban con esta industria a través de empresas suministradoras de bienes y servicios.

Como ocurrió con la construcción del resto de centrales nucleares, el proceso fue largo. Profesionales de varios ámbitos y de distintos lugares del país se desplazaron hasta la zona para trabajar en la adecuación del terreno, montaje de edificios y colocación de todas las piezas del complejo puzzle nuclear.

Día a día y semana tras semana, la central nuclear Vandellós II fue cobrando forma. Con todos los edificios terminados y todo a punto, se inició la fase de pruebas y las primeras conexiones a la red. Empezaba así la producción de energía eléctrica de la tercera central nuclear catalana, hecho que significó un fuerte incremento de la capacidad instalada en Cataluña, superando los 3.000 MW.