La Serra de Llaberia, un lugar para visitar en familia

Entre los dos emplazamientos de las centrales nucleares de ANAV, Ascó y Vandellós II, se encuentra un lugar para descubrir, lleno de leyendas y muchas veces olvidado, donde se pueden realizar diversas actividades para toda la familia: la Sierra de Llaberia. Situada en el centro de la cordillera prelitoral, está limitada por las comarcas del Baix Camp, el Priorat y la Ribera d’Ebre.

Este espacio de interés natural lo forman la Serra de Mondalt, la Mola de Colldejou y la Serra de Llaberia, que en su conjunto son un referente orográfico del sur del Camp de Tarragona, caracterizado por sus riscos verticales, pendientes de hasta un 30% de desnivel y la cumbre de la Miranda, de 917 metros de altura.

El viento y la filtración de agua en estos macizos calcáreos propiciaron la formación de cuevas, simas y puentes naturales. Esto hace que el territorio sea de gran interés geográfico con un importante patrimonio natural y paisajístico, pero también una zona de importancia histórica. Durante el siglo XVIII las montañas de la Serra de Llaberia fueron testimonio de la resistencia del guerrillero Pere Joan Barceló, también conocido como “El Carrasclet”. Este labrador y leñador luchó durante la Guerra de Sucesión a favor del Archiduque Carlos de Austria por los bosques y montañas de la Serra de Llaberia y da nombre a uno de sus itinerarios, la ruta del Carrasclet.

Para fomentar la preservación y las visitas se construyó en 2004 el Consorci per a la Protecció i la Gestió de l’Espai d’Interès Natural de la Serra de Llaberia. Dentro de sus actuaciones se encuentra en Pratdip el Centre d’Interpretació de la Serra de Llaberia y en Marçà, el Centre de Recuperació de la Tortuga Mediterrània, que tiene el objetivo de contribuir a la conservación y estudio de este reptil.

El epicentro del consorcio está situado en Pratdip, lugar al que, en poco más de un año de vida, se han acercado 1.300 personas, y que ha supuesto una interesante herramienta educativa para varios centros escolares. Sin embargo, la gran mayoría de los visitantes que se han acercado son turistas o familias que ya han podido disfrutar de las instalaciones del Centre d’Interpretació.

El emplazamiento consta de tres espacios interactivos. El primero, que es el del Consorci, aporta información turística sobre los seis pueblos que lo forman y las actividades que se pueden realizar en cada uno de ellos.

El segundo espacio es el de la localidad de Pratdip, donde se ofrece información de los lugares que se pueden visitar, su gastronomía y la leyenda de los dips, con una recreación del perro-vampiro a escala real.

Las montañas que rodean el municipio de Pratdip fueron el lugar donde se escondieron los dips hasta el s.XIX, momento en que se data su extinción. Estos eran unos seres diabólicos, mitad perro, mitad vampiro, que tenían atemorizados a los habitantes del Prat, ya que hacían estragos en el ganado y bebían su sangre. Realidad o leyenda, esta bestia forma parte de la historia del municipio y por eso, en el 2010 con la colaboración de ANAV y la oficina de turismo de Pratdip surgió la iniciativa de fomentar el turismo de la población a través de la figura de este ser legendario.

Para los más deportistas, también existen rutas de BTT y de senderismo que actualmente se están mejorando en forma de plano excursionista, mucho más detalladas y con propuestas de nuevos itinerarios.

El último espacio transporta al visitante al mundo mitológico y mágico de la Serra de Llaberia a través de hechos históricos, leyendas y fábulas que han viajado de generación en generación a lo largo de los siglos, y que, ahora, se encuentran recopiladas en este centro, como por ejemplo la historia del Carrasclet, la leyenda de los tesoros escondidos, la del jorobado y el foso del demonio.

Además, este año se ha diseñado, como novedad, un plano excursionista. Así mismo, el centro está actualizando su página web y tiene un servicio de conexión inalámbrica gratuito para que a través de un dispositivo móvil o tableta se pueda descubrir lo que se encuentra detrás del código QR del emplazamiento o bien, conectando el bluetooth, descargarse contenidos del centro.

Finalmente, en Marçà, aprovechando el Mas de l’Escultor, finca donde vivía el artista local Marcel•lí Giné, el Ayuntamiento del municipio y el Consorci de la Serra de Llaberia acondicionaron el espacio para crear la sede del Centre de Cria i d’Interpretació de Tortugues y El Parc de les Olors de la Miloquera.

HORARIOS DE VISITA

Centre d’Interpretació de la Serra de Llaberia i Oficina de Turisme de Pratdip

Desde Semana Santa y hasta el 11 de septiembre: de 9 a 14 horas, de lunes a domingo. El resto del año, de 10 a 14 horas de lunes a viernes.

Centro de recuperación de la tortuga mediterránea

De lunes a sábado, de 10 a 13 horas. Los domingos solo visitas concertadas llamando al 977 178 000 o 656 955 490.

Recuperando la flora y la fauna

El pasado 11 de febrero el Consorci de la Serra de Llaberia, el Ayuntamiento de Marçà y el Centre de Recuperació d’Amfibis i Rèptils de Catalunya (CRARC) firmaron un convenio de colaboración para desarrollar el plan de conservación de la tortuga mediterránea de la Serra de Llaberia, en el que se incluye la mejora de su hábitat, y de las instalaciones de la asociación, situada en el Turó de la Miloquera.

El centro tiene el objetivo de recuperar ejemplares de la tortuga mediterránea en estado silvestre o de particulares con problemas de salud, y una vez recuperados, se utilizan para la reproducción de la especie o son liberados en el medio natural. Pero esta no es la única especie de tortuga del centro. Para fomentar el aprendizaje, la instalación acoge otras especies autóctonas y alóctonas con la finalidad de crear un espacio educativo sobre las tortugas y sus hábitats naturales.

La tortuga mediterránea, también conocida como testudo hermanni hermanni y característica del sur de Europa, es estrictamente herbívora y puede llegar hasta los 20 cm de largo. Es una especie que se encuentra en el estado de casi amenazada según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y, debido a la destrucción de su hábitat natural y a su éxito como animal de compañía, ha menguado notablemente su existencia en libertad.

Por otro lado, el Mas de l’Escultor cuenta con otro espacio educativo, el Parc de les Olors, orientado a conocer las plantas aromáticas y medicinales que solemos ver en el bosque y muy a menudo no valoramos.

Este parque forma parte de la Xarxa de Parcs de les Olors de Catalunya, donde se pretende recuperar espacios emblemáticos, con una gran belleza paisajística, pero con la voluntad de construir un espacio social y educativo para un público general. (Fotos: InfoTortuga.com)